UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALES

UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALES

REFERENCIAS LEGALES

  • Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales
  • Real Decreto 487/1997 sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud rela­tivas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dor- solumbares, para los trabajadores.
  • Real Decreto 488/1997 sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud rela­tivas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización

OBJETIVOS

  • Identificar las causas que son origen de daños para la salud debido a los ries­gos ergonómicos o psicosociales.
  • Conocer las medidas de actuación frente a las mismas para reducirlas, minimi­zarlas o eliminarlas

 

2.3 RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICOS Y PSICOSOCIALES

2.3.1 Riesgos ligados a las condiciones ergonómicas

UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALES

La prevención de riesgos laborales, en su más amplia dimensión, consiste en evitar todo tipo de situaciones e incidencias que puedan suponer cualquier problema para la salud y el bienestar del trabajador. Por ello debe­mos conocer y analizar tanto los daños que el trabajo puede originar en la salud del trabajador o trabajadora como las fuentes que originan dichos daños.

En el ámbito de las organizaciones, no sólo los aspectos técnicos pueden representar una amenaza para la salud de los trabajadores y trabajadoras. Si bien los problemas originados por dichos motivos técnicos han tenido más visibilidad, no se debe olvidar que los problemas de índole ergonómico, por la frecuencia e incidencia con que se presentan, tienen importantes repercusiones sobre la salud y el bienestar de los trabajadores y traba­jadoras, y también sobre otros aspectos, como pueden ser el rendimiento, la calidad del trabajo, etc.

Ergonomía

Se define la ergonomía como la adaptación de los objetos, medios de trabajo y entorno producido por los seres humanos al hombre a fin de conseguir la armonización entre la efi­cacia funcional y el bienestar humano (salud, seguridad, satisfacción). La actuación ergo- nómica está, por lo tanto, orientada al ajuste entre las exigencias de las tareas y las nece­sidades y posibilidades de las personas, respecto a las dimensiones físicas, psicológicas y organizacionales del trabajo.

Clasificación de la ergonomía

  1. Ergonomía de puestos/ergonomía de sistemas
  2. Ergonomía preventiva/ergonomía correctora
  3. Ergonomía física:
  • Ergonomía geométrica: confort posicional, cinético, etc.
  • Ergonomía ambiental:
  • Factores físicos: ruido, iluminación, etc.
  • Agentes químicos y biológicos
  1. Ergonomía temporal: Turnos, horarios, pausas, ritmos, etc.

2.3.1.1. Manipulación manual de cargas

UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALES

Existen una serie de riesgos asociados a la manipulación manual de cargas que originan problemas de salud muy frecuentes, de muy diversa índole, como lumbalgias, dis- copatías, golpes, aplastamientos, etc.
El sistema de manutención manual de cargas se basa en el esfuerzo físico de la persona. Intervienen, por lo tanto, factores como la edad, sexo, posturas utilizadas durante las operaciones de manutención, características de la carga manipulada, etc.

Si bien estos riesgos rara vez tienen el carácter de graves al inicio, son causa de un elevado porcentaje de absentismo y de accidentes (entre el 20 y el 25% de los producidos en la UE). Debido a su frecuente cronificación, son, además, una de las causas habituales de incapacidades y minusvalías.

Para saber más pueden consultarse:

  • Real Decreto 487/1997 de 14 de abril, por el que se establecen las Disposiciones Mínimas de Seguridad y Salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores
  • Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la manipula­ción manual de cargas. INSHT
  • Protocolo de vigilancia sanitaria específica: manipulación manual de cargas. Ministerio de Sanidad

Tipos de manipulaciones manuales que pueden entrañar riesgos, en particular dorsolum- bares.

Se considera que la manipulación manual de toda carga que pese más de 3 kg puede entra­ñar un potencial riesgo dorsolumbar no tolerable cuando se manipula en condiciones ergo- nómicas desfavorables.

La manipulación manual de cargas menores de 3 kg. puede generar riesgos de trastornos musculoesqueléticos debido, fundamentalmente, a movimientos repetitivos.

Actuaciones en los trabajos en que se presentan riesgos en la manipulación de cargas

a) Evitar la manipulación manual de cargas:

  • Automatización y mecanización de los procesos
  • Utilización de equipos mecánicos controlados de forma manual (carretillas, carros, mesas elevadoras, estanterías rodantes, etc.)

b) Cuando no se puede evitar la manipulación manual debido a la dificultad de implantar equipos mecánicos:

  • Evaluación de los riesgos
  • Reducción de los riesgos que entraña la manipulación:
  • Utilización de ayudas mecánicas
  • Reducción o rediseño de la carga
  • Actuar sobre la organización del trabajo
  • Mejora del entorno de trabajo
  • Formación e información a los trabajadores en el uso correcto de las ayudas mecánicas y uso de equipos de protección individual, en técnicas seguras de manipulación de cargas, y en el conocimiento del peso y situación del centro de gravedad.
  • Vigilancia de la salud

 

Factores de riesgo

a) Características de la carga: Se producen cuando la carga:

  • Es demasiado pesada o demasiado grande
  • Es voluminosa o difícil de sujetar
  • Está en equilibrio inestable o su contenido puede desplazarse
  • Debe desplazarse a distancia del tronco o con torsión o inclinación del mismo.
  • Puede originar lesiones al trabajador o trabajadora (golpes)

b) Esfuerzo físico necesario: en los siguientes casos:

  • Cuando es demasiado importante
  • No puede realizarse más que por movimiento de torsión o flexión del tronco
  • Cuando puede acarrear un movimiento brusco de la carga.
  • Cuando se realiza con el cuerpo en posición inestable.
  • Cuando en el movimiento de la carga hay que modificar el agarre.

c) Características del medio de trabajo:

UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALES

  • Insuficiente espacio libre
  • Suelo irregular, resbaladizo o con riesgo de tropiezos
  • Suelo o plano de trabajo con desniveles.
  • Temperatura, humedad o circulación de aire inadecuadas.
  • Iluminación no adecuada.
  • Exposición a vibraciones.

d) Exigencias de la actividad:

  • Esfuerzos físicos frecuentes o prolongados.
  • Insuficientes períodos de descanso fisiológico
  • Distancias grandes de elevación, descenso o transporte.
  • Ritmo impuesto que el trabajador no puede modular.

e) Factores individuales de riesgo:

  • Falta de aptitud física, existencia de patología dorsolumbar.
  • Inadecuación de ropas, calzado o efectos personales que lleve el trabajador
  • Insuficiencia o inadaptación de los conocimientos o la formación.

UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALES

Método para levantar una carga

  1. Planificar el levantamiento
  • Observar bien la carga: forma, tamaño, posible peso, zonas de agarre, posibles puntos peligrosos.
  • Solicitar ayuda de otras personas si el peso es excesivo o se deben adoptar pos­turas muy incómodas durante el levantamiento.
  • Usar vestimenta, calzado y equipos adecuados.
  1. Colocar los pies: Separarlos para obtener una postura estable y equilibrada, colocando uno más adelantado que otro en la dirección del movimiento.
  2. Adoptar la postura de levantamiento:
  • Doblar las rodillas, manteniendo la espalda recta y el mentón metido.
  • No girar el cuerpo ni adoptar posturas forzadas.
  1. Sujetar firmemente la carga con ambas manos y pegarla al cuerpo.
  2. Levantarse suavemente, por extensión de piernas, man­teniendo la espalda recta. No dar tirones a la carga ni moverla de forma rápida o brusca.
  3. Evitar giros del cuerpo. Es preferible mover los pies para colocarse en la posición ade­cuada.
  4. Mantener la carga pegada al cuerpo durante todo el levantamiento.
  5. Depositar la carga

UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALES

  • Si el levantamiento es desde el suelo a una altura importante (altura de los hombros o más) apoyar la carga a medio camino para poder cambiar el agarre.
  • Depositar la carga y ajustarla después si es necesario.
  • Realizar levantamientos espaciados.

2.3.1.2 Movimientos repetitivos

Algunos trabajos pueden tener ciclos cortos y repetidos. Por ejemplo, el montaje de las pie­zas de un reloj, el envasado de productos alimenticios, la colocación de una pieza en una cadena… Estas tareas hacen que los movimientos y posturas de los brazos y las manos se repitan cada poco tiempo.

El trabajo se considera repetitivo cuando la duración del ciclo de trabajo fundamental es menor de 30 segundos o aquellos trabajos en los que se repitan los mismos movimientos elementales durante más de un 50% de la duración del ciclo. El trabajo repetitivo se define como la realiza­ción continuada de ciclos de trabajo similares; cada ciclo de trabajo se parece al siguiente en la secuencia temporal, en el patrón de fuerzas y en las características espaciales del movimiento.

Esta repetición de las posturas y fuerzas cada poco tiempo de los brazos y las manos pro­voca pequeños traumatismos (microtraumatismos) en los músculos, tendones y ligamen­tos de las extremidades.

UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALESLas consecuencias para la salud son daños osteomusculares o en los nervios periféricos en los miembros superiores:

  • Tendinitis en mano – muñeca
  • Epicondilitis (en el codo)
  • Síndrome del túnel del carpo
  • Lesiones en cuello y hombro

La prevención se basará en cambios en el diseño del puesto: mecanización de algunas tareas, o cambios organizativos: alternancia de tareas repetitivas con otras sin ese riesgo, disminución de la frecuencia…

Para saber más: Protocolo de vigilancia sanitaria específica: movimientos repetitivos. Ministerio de sanidad.

2.3.1.3 Posturas de trabajo

No existe una postura ideal, por lo que es recomendable, como principio, que se diseñe de forma que permita cierta movilidad al trabajador o trabajadora, con el fin de que los mús­culos más sobrecargados se relejen y se recuperen.

No permitir esta flexibilidad puede conducir a problemas como los que se citan:

POSTURA DE TRABAJO Partes del cuerpo afectadas
De pie, siempre en el mismo sitio Brazos y piernas (riesgo de varices).
Sentado, tronco recto sin respaldo Músculos extensores de la espalda
Sentado, asiento demasiado alto Rodillas, muslos, pies.
Sentado, asiento demasiado bajo Hombros, cuello
Tronco inclinado hacia delante, sentado o de pie Región lumbar (deterioro de discos inter­vertebrales)
Cabeza inclinada hacia delante o hacia atrás Cuello (deterioro de discos intervertebrales).
Brazos tendidos sobre el costado, delante o atrás Hombros y brazos
Malas posiciones al utilizar heramientas Inflamación de tendones
Trabajo con lo brazos por encima de la cabeza Lesiones en el hombro

Para saber más: Protocolo de vigilancia sanitaria específica: posturas forzadas. Ministerio de sanidad.

2.3.1.4 Trabajos en pantallas de visualización de datos (P.V.D.)

El trabajo en pantallas de visualización de datos es el que realiza todo trabajador/a que habitualmente y durante una parte importante de su trabajo normal utiliza una pantalla de visualización de datos.

Dentro de este trabajo se distinguen varios tipos de tareas:

  • Tareas de introducción de datos.
  • Tareas de diálogo.
  • Tareas de programación.
  • Tareas de tipo mixto.

Efectos sobre la salud

a) Alteraciones visuales: FATIGA VISUAL

Es una modificación funcional, de carácter reversible, debido a un exceso en los requeri­mientos de los reflejos pupilares y de acomodación-convergencia, a fin de tener una locali­zación fina de la imagen sobre la retina. Los síntomas de la fatiga visual se dan a tres nive­les:

UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALES

  • Molestias oculares: tensión ocular, pico­res, somnolencia, lagrimeo, ojos llorosos, aumento del parpadeo, enrojecimiento de la conjuntiva, etc.
  • Trastornos visuales: Borrosidad de los caracteres, dificultades de enfoque, imáge­nes dobles, fotofobia, etc.
  • Trastornos extraoculares: Cefaleas fronta­les, occipitales que no son intensas, vérti­gos y mareos por trastornos de la visión o ametropías mal corregidas, sensación de ansiedad, adopción inconsciente de una postura determinada para evitar los reflejos, etc.

b) Alteraciones físicas o musculares: FATIGA FÍSICA O MUSCULAR

UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALESEs una disminución de la capacidad física del individuo debida, bien a una tensión muscular estática, dinámica o repetitiva, bien a una ten­sión excesiva del conjunto del organismo o bien a un esfuerzo excesivo del sistema psicomotor.

Los síntomas de la fatiga física o muscular son básicamente a nivel de la columna vertebral:

  • Algias de cuello y nuca. Cervialgias.
  • Dorsalgis
  • Lumbalgias

c) Alteraciones cutáneas: Se han descrito casos de irritaciones de la piel, e incluso reaccio­nes alérgicas en trabajadores y trabajadoras de P.V.D.

Estas lesiones afectarían a la cara, cuello y a veces a las manos.

Este fenómeno se debería a la predisposición personal, al ambiente extremadamente seco o a la electricidad estática paroducida a nivel de pantalla.

d) Alteraciones psicosomáticas: FATIGA MENTAL O PSICOLÓGICA

Los síntomas más frecuentes son:

  • Trastornos neurovegetativos y alteraciones psicosomáticas: Cefaleas, palpita­ciones, mareos, temblores, hipersudoración, trastornos digestivos, nerviosis­mo.
  • Perturbaciones psíquicas: ansiedad, irritabilidad, estados depresivos, dificultad de concentración.
  • Trastornos del sueño: Pesadillas, insomnio, sueño agitado.

Concepción ergonómica del puesto de trabajo y su entorno

a) Pantalla:

Colocación:

  • La distancia entre el ojo y la pantalla no debe ser inferior a 450 mm.
  • Las áreas vistas habitualmente en la pantalla deben serlo bajo ángulos com­prendidos entre la línea de visión horizontal y la trazada a 60o bajo la horizon­tal.
  • La pantalla debe ser legible con ángulos devisión de hasta 40o trazados desde la línea de visión y la perpendicular a la superficie de la pantalla en cualquier punto de la misma.

Carácterísticas técnicas:

  • La imagen debe ser estable, sin destellos.
  • Los caracteres estarán bien definidos y tener dimensiones suficientes.
  • El/la usuario/a ha de poder ajustar el contraste de luminancia entre los carac­teres y el fondo de la pantalla.
  • La relación de luminancias entre las partes de la tarea observadas frecuente­mente debe ser inferior a 10:1.

Movilidad de la pantalla:

  • Debe ser móvil en las tres direcciones: rotación horizontal libre(90°), altura libre e inclinación vertical (15°).

b) Filtros de la pantalla:

Las reflexiones de las luminarias, ventanas y superficies brillantes sobre la pantalla deben evitarse mediante la correcta disposición de los elementos. Se pueden reducir dichas refle­xiones utilizando pantallas que lleven tratamiento antirreflejos o mediante la utilización de filtros. Con el fin de evitar la acumulación de polvo estos filtros deben disponer de toma de tierra que elimine la electricidad estática.

c) Teclado:

  • Altura del teclado: la 3a fila no excederá 30 mm sobre la superificie soporte de trabajo.
  • La inclinación estará comprendida entre 0 y 25o.
  • Se podrá mover fácilmente dentro del área de trabajo.
  • La superficie debe ser mate para evitar reflejos.

d) Mesa de trabajo:

  • Superficie mínima: 90 x 120 cm.
  • Altura: 65-75 cm.
  • Espacio para los pies: 60 cm de ancho por 65/70 cm de profundidad.
  • Distancia óptima del ojo a la pantalla: 600+150 .
  • Entre el teclado y el borde libre de la mesa debe quedar una distancia de 5 a 10 cm. a modo de reposamanos.

e) Asiento:

  • Con respaldo de altura regulable. La altura relativa entre la silla y la mesa de tra­bajo debe ser tal que las manos queden a la altura del teclado, con un ángulo en la articulación del codo de 90 a 100o.
  • El respaldo será ligeramente convexo para un buen apoyo de la zona lumbar. Dará soporte a la parte superior de la espalda. Deberá regularse hacia atrás para poder graduar la inclinación.
  • La silla debe tener cinco pies o ruedas que facililten su desplazamiento (silla giratoria). Será flexible u debe estar situado entre 45 y 55 cm del suelo y debe medir de 38 a 47 cm de profundidad.

f) Reposapies:

  • Se utiliza cuando la altura de la silla no permite descansar los pies en el suelo.
  • Medirá 45 cm de ancho por 35 cm de profundidad, y su inclinación será de 5-15° sobre el plano horizontal.
  • Tendrá superficie antideslizante.

Niveles de confort

a) Iluminación:

  • Se recomiendan niveles de iluminancia entre 300-1000 lux.
  • Asegurar un euilibrio adecuado de las luminancias en el campo visual.
  • Evitar deslumbramientos por focos de luz directa, por reflexión, por contrastes demasiado fuertes o ventanas.

b) Ruido:

  • Se evitará, en todos los casos, superar los 60 dB(A).
  • En tareas complejas, que exigen concentración, el nivel sonoro equivalente no debe exceder los 55 dB(A).

c) Condiciones ambientales:

  • Temperatura 20-24°C en invierno y 23-26T en verano.
  • Velocidad del aire: < 0,15 m/seg.
  • Humedad relativa entre el 45% y el 65%
  • Renovación de aire de 25 m3 por trabajador y trabajadora.

Para saber más:

Real Decreto 488/1997 de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo que incluye pantallas de visualización

Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la utilización de equi­pos con Pantallas de visualización

Protocolo de vigilancia sanitaria específica: pantallas de visualización de datos. Ministerio de sanidad

POSTURAS DE TRABAJO:           CORRECTAS – INCORRECTAS

UNIDAD 2.3. RIESGOS LIGADOS A LAS CONDICIONES ERGONÓMICAS Y PSICOSOCIALES

 

• Muslos aproximadamente horizontales y piernas verticales.

• Los brazos verticales y antebrazos horizontales, formando ángulo recto desde el codo.

• Las manos relajadas, sin extensiones ni lateralizaciones.

• La columna vertebral recta.

• La planta del pié en ángulo recto respecto de la pierna.

• La línea de visión paralela al plano horizontal.

• La línea de los hombros paralela a la pantalla del ordenador, sin torsionarla.

• El ángulo de visión menor debe ser de 60o bajo la horizontal.