LA ERGONOMÍA EN EL ÁMBITO NORMATIVO

No resultan muy abundantes las referencias legales sobre esta disciplina preventiva, a continuación señalamos los párrafos y normas donde de modo mas claramente se alude a su materia de estudio.

Ley de Prevención de Riesgos Laborales:

Definiciones:

Articulo 4 Condición de trabajo: Cualquier característica del mismo que pueda tener una influencia significativa en la generación de riesgos para el trabajador. Se incluyen: locales y equipos del centro de trabajo, agentes físicos y químicos del ambiente, la organización y el tiempo de trabajo, etc.

Principios de la acción preventiva:

Articulo 15, apartados d) y g) Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud. g) Planificar la prevención, buscando un conjunto coherente que integre en ella la técnica, la organización del trabajo, las condiciones de trabajo, las relaciones sociales y la influencia de los factores ambientales en el trabajo».

Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el reglamento de los servicios de prevención.

Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

Real Decreto 487/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores.

Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización.

RD 486/97: sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo (resumen)

Objeto:

Disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los lugares de trabajo. No es de aplicación a los medios de transporte, obras de construcción temporales o moviles, industrias de extracción, buques de pesca, trabajos agrícola o forestal situados fuera de la zona edificada de los centros de trabajo.

Definiciones:

Lugares de trabajo:

Son las áreas del centro de trabajo edificadas o no, en las que los trabajadores deban permanecer o a los que puedan acceder en razón de su trabajo. Se consideran incluidos los servicios higiénicos, los locales de descanso y primeros auxilios y los comedores. Las instalaciones de servicio o protección anejas a los lugares de trabajo se consideran como parte integrante de los mismos.

Obligaciones del empresario:

Adoptar las medidas necesarias para que la utilización de los lugares de trabajos no origine riesgos, y si no fuera posible, para que tales riesgos se reduzcan al mínimo. En los distintos anexos se detallan las condiciones a cumplir.

Entrada en vigor:

Para lugares de trabajo de nuevo uso: 23. 07.97 y para lugares de trabajos actualmente en uso: 23.10.97

ANEXO I : Condiciones generales de seguridad en los lugares de trabajo
Lugares de trabajo utilizados por primera vez

1. Seguridad estructural

Estructura y solidez apropiadas a su tipo de utilización. Todos sus elementos , estructurales o de servicio, incluidas las plataformas de trabajo, escaleras y escalas, deberán:

  • Tener solidez y resistencia
  • Un sistema armado, sujeción o apoyo que asegure su estabilidad
  • Se prohibe sobrecargar. El acceso a techos o cubiertas que no ofrezcan suficientes garantías de resistencia solo podrá autorizarse cuando se proporcionen los equipos necesarios para que el trabajo, pueda realizarse de forma segura

2. Espacios de trabajo y zonas peligrosas

Las dimensiones de los locales de trabajo deberán permitir que los trabajadores realicen su trabajo sin riesgos para su seguridad y salud y en condiciones ergonómicas aceptables. Dimensiones mínimas:

  • Altura: 3 m o 2, 5 m en oficinas y despachos
  • Superficie: 2 m2 libres por trabajador
  • Volumen: 10 m3 no ocupados por trabajador

La separación entre los elementos materiales será suficiente. Cuando por razones inherentes al puesto de trabajo, el espacio libre disponible no permita que el trabajador tenga la libertad de movimientos necesaria para desarrollar su actividad deberá disponer de espacio adicional suficiente en las proximidades del puesto de trabajo.

Deberán tomarse las medidas adecuadas para la protección de los trabajadores autorizados a acceder a las zonas de los lugares de trabajo donde la seguridad de los trabajadores pueda verse afectada por riesgos de caída, caída de objetos y contacto o exposición a elementos agresivos. deberá disponer en la medida de los posible de un sistema que impida que los trabajadores no autorizados puedan acceder a dichas zonas.

Las zonas de los lugares de trabajo en los que exista riesgo de caída, caída de objetos y contacto o exposición a elementos agresivos, deberán estar claramente señalizadas

3. Suelos, aberturas y desniveles, y barandillas

Suelos fijos, estables y no resbaladizos, sin irregularidades ni pendientes peligrosas.
Las aberturas y desniveles deberán protegerse, en particular:

  • Las aberturas en suelos
  • Las aberturas en paredes o tabiques
  • Los lados abiertos de las escaleras y rampas de más de 60 cm. de altura.
    Los lados cerrados tendrán un pasamanos, a una altura mínima 90 cm.

4. Los tabiques y puertas transparentes o translúcidos deberán estar señalizados a la altura de la vista. Las ventanas y vanos deberán limpiarse sin riesgo

5. Vías de circulación

  • Anchura mínima de puertas exteriores: 0,80 m.
  • Anchura mínima de pasillos: 1 m.

6. Puertas y portones

7. Rampas, escaleras fijas y de servicio

En los pavimentos perforados («tramex») las aberturas máximas de los intersticios será de 8 mm.

Rampas: • pendiente máxima 12% si la longitud es menor de 3 metros.
• pendiente máxima 10% si la longitud es menor de 10 metros.
• pendiente máxima 8% si la longitud es mayor de 10 metros.

Escaleras: anchura mínima, 1 metro, huella: 23-26 centímetros, contrahuella: 13-20 centímetros.

Escaleras de servicio: anchura mínima, 0,55 metro, huella mínima de 15 centímetros, contrahuella máxima de 25 centímetros.

La altura máxima entre los descansos será de 3,7 metros.

8. Escalas fijas.

Anchura: mínima de 40 centímetros y distancia máxima entre peldaños: 30 centímetros.
Aquellas de altura superior a 4 metros dispondrán de protección circundante.
Las de altura superior a 9 metros dispondrán de plataformas de descanso cada 9 metros o fracción.

9. Escaleras de mano

• Dispondrán de elementos de seguridad que impidan su apertura al ser utilizadas
• No podrán ser utilizadas por dos o mas personas simultáneamente
• Se prohibe la utilización de escaleras de madera pintadas

10. Vías y salidas de evacuación

• Deben permanecer libres de obstaculos
• Las puertas de emergencia deberán abrirse hacia el exterior, no cerrarse con llave y estar señalizadas al igual que los recorridos de evacuación.
• Las vías y salidas de evacuación estarán equipadas con iluminación de seguridad

11. Condiciones de protección contra incendios

12. Instalación eléctrica

13. Minusválidos

ANEXO II : Orden, limpieza y mantenimiento
Zonas de paso, salidas y vias de circulación, especialmente las previstas para la evacuación en casos de emergencia, deberan permanecer libre de obstaculos.
En los lugares de trabajo e instalaciones, se eliminaran con rapidez los productos residuales peligrosos

 

ANEXO III: Condiciones ambientales

En los locales de trabajo cerrados deberán cumplirse las siguientes condiciones:

•  Temperaturas trabajos sedentarios oficinas: 17°-27° C

•  Temperaturas trabajos ligeros: 14°-25° C

•  Humedad relativa: 30-70%, con riesgos de electricidad estática < 50%

Evitar corrientes de aire, siguientes limites:

  • Trabajos en ambientes no calurosos: 0,25 metro/s.
  • Trabajos sedentarios en ambientes calurosos: 0,5 metro/s.
  • Trabajos no sedentarios en ambientes calurosos: 0,75 metro/s.

Renovaciones aire: 30 -50 metro3/h/trabajador

ANEXO IV: Iluminación de los lugares de trabajo
Niveles mínimos de iluminación:·

• En zonas donde se ejecuten tareas

Bajas exigencias visuales …………………………….. 100 lux
Exigencias visuales moderadas ……………….. 200 lux
Exigencias visuales altas ………………………………. 500 lux
Exigencias visuales muy altas ………………. 1000 lux

• Áreas o locales de uso ocasional ………………………. 50 lux

• Áreas o locales de uso habitual ………………………. 100 lux

• Vias de circulación de uso ocasional …………….. 25 lux

• Vias de circulación de uso habitual ………………… 50 lux

Será lo mas uniforme posible y se evitaran los deslumbramientos

ANEXO V: Servicios higiénicos y locales de descanso
Locales de trabajo utilizados por primera vez dispondran de:

• Agua potable

• Vestuarios, duchas, lavabos y retretes

Locales de descanso. Deberan adoptarse medidas de protección para los no fumadores
Locales provisionales y locales al aire libre

ANEXO VI: Material y locales de primeros auxilios
Los lugares de trabajo dispondrán de material para primeros auxilios.

El material se revisará periodicamente y repondrá

RD 488/97: sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativa al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización (resumen)

Objeto:

Disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de equipos que incluyan pantalla de visualización de datos (ordenadores y terminales).

Se excluyen del ámbito de aplicación del RD entre otros: los puestos de conducción de vehículos o maquinas, calculadoras, registradoras,…. y los equipos portátiles si no se usan de modo continuado en el puesto de trabajo.

Definiciones:

Pantalla de visualización, puesto de trabajo (equipo informatico + programas + mobiliario + accesorios + entorno), trabajador (cualquier trabajador que habitualmente y durante una parte relevante de su trabajo normal utilice una pantalla de visualización de datos).

Obligaciones:

• Evaluar los riesgos teniendo en cuenta en particular los posibles riesgos para la vista, los problemas físicos y de carga mental así como el efecto combinado de los mismos. La evaluación se hará en base al tiempo promedio de utilización diaria, tiempo máximo de atención continuada y grado de atención de la tarea.
• Vigilancia especifica de la salud. Reconocimientos antes del trabajo con PDV y de forma periódica cuando aparezcan trastornos. Reconocimiento oftalmológico si fuese necesario.
• Formación e información adecuadas sobre el uso de equipos y sobre los riesgos asociados al trabajo con pantalla de visualización de datos, antes de comenzar este tipo de trabajo y al modificar de forma apreciable la organización del trabajo.

PLAZO DE ADAPTACIÓN DE LOS EQUIPOS CON PANTALLA DE VISUALIZACIÓN DE DATOS

Los equipos de nueva creación deberán estar adaptados a los requisitos establecidos en anexo y los ya existentes tendrán un plazo de doce meses desde la entrada en vigor del RD

ANEXO: DISPOSICIONES MÍNIMAS
1. EQUIPO

Pantalla: Caracteres bien definidos, configurados de forma clara, de dimensiones suficientes, disponiendo de un espacio adecuado entre los caracteres y los renglones

• Imagen estable
• Posibilidad de ajuste de la luminosidad y contraste
• Orientable e inclinable. Podrá disponerse sobre un pedestal o mesa regulable

Teclado:

• Inclinable, independiente de la pantalla, de superficie mate
• Con espacio suficiente delante del teclado para apoyar brazos y manos
• Disposición del teclado y características de las teclas que facilite su utilización
• Los símbolos deberán resaltar suficientemente y ser legibles en la posición de trabajo normal.
Mesa: Poco reflectante, dimensiones suficientes permitiendo una colocación flexible de la pantalla, del teclado, de los documentos y del material accesorio.
El soporte de los documentos permite reducir al mínimo los movimientos incómodos de la cabeza y los ojos
Asiento: Estable, procurando al usuario libertad de movimientos y una postura confortable. Altura regulable y reposapiés para quien lo desee

EQUIPO

Espacio: Dimensión suficiente y estar acondicionado de tal manera que haya espacio suficiente para permitir los cambios de postura y movimientos de trabajo.

Iluminación: La iluminación general y la iluminación especial deberán garantizar unos niveles adecuados y unas relaciones adecuadas de luminancias.
El acondicionamiento del lugar de trabajo y el puesto de trabajo deben evitar los deslumbramientos y los reflejos molestos en la pantalla u otras partes del equipo.

Reflejos y deslumbramientos: Los puestos deben instalarse de forma que no provoquen deslumbramiento directo ni produzcan reflejos molestos en la pantalla.

Las ventanas deben equiparse con un dispositivo de cobertura adecuado y regulable para atenuar la luz del día que ilumine el puesto de trabajo.

Ruido: El ruido producido por los equipos instalados en el puesto de trabajo deberá tenerse en cuenta al diseñar el mismo, en especial para que no se perturbe la atención ni la palabra.

Calor: Los equipos no deberán producir un calor adicional.

Emisiones: Toda radiación excepción hecha de la parte visible deberá reducirse a niveles insignificantes.

Humedad: Aceptable

INTERCONEXIÓN ORDENADOR/PERSONA

• El programa habrá de estar adaptado a la tarea que deba realizarse.

• Ser fácil de utilizar y deberá poder adaptarse al nivel de conocimientos y experiencia del usuario. No deberá utilizarse ningún dispositivo cuantitativo o cualitativo de control sin que los trabajadores hayan sido informados y previa consulta con sus representantes.

• Proporcionar indicaciones sobre su desarrollo.

• Mostrar la información en un formato y a un ritmo adaptado a los operadores.

Los principios de ergonomia deben aplicarse en particular al tratamiento de la información por parte de las personas.

 

RD 487/97: sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a manipulación manual de cargas que entrañen riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores (RESUMEN)

DEFINICIÓN:

Se entenderá por MMC, cualquier operación de transporte o sujeción de una carga por parte de, uno o varios trabajadores, como el LEVANTAMIENTO, COLOCACIÓN, EMPUJE, TRACCIÓN O DESPLAZAMIENTO, que por sus características o condiciones ergonómicas inadecuadas entrañe riesgos, en particular, dorsolumbares a los trabajadores

ANEXO: Factores de riesgo

1. CARACTERÍSTICAS DE LA CARGA:

La MMC puede presentar un riesgo, si la CARGA:

• Es demasiado pesada o grande.
• Es voluminosa o difícil de sujetar.
• Esta en equilibrio inestable o su contenido se puede desplazar.
• Si ha de manipularse a distancia del tronco, con torsión o inclinación.
• Si por un aspecto exterior o consistencia puede ocasionar lesiones, particularmente en caso de golpes.

2. ESFUERZO FÍSICO NECESARIO:

Un esfuerzo físico puede entrañar riesgo:

• Si es demasiado importante.
• Si se realiza mediante un movimiento de torsión o flexión del tronco.
• Si puede acarrear un movimiento brusco de la carga.
• Si se realiza con el cuerpo en posición inestable.
• Si se trata de alzar o descender una carga con necesidad de modificar el agarre.

2. CARACTERÍSTICAS DEL MEDIO DE TRABAJO:

El medio puede aumentar el riesgo:

• Si el espacio físico libre, particularmente el vertical es insuficiente.
• Suelo irregular o resbaladizo.
• Si no permite la MMC a una altura segura/postura correcta.
• Si el suelo o plano de trabajo tiene desniveles.
• Si el suelo o punto de apoyo son inestables.
• Si la Tª. humedad o circulación del aire son inadecuados.
• Si la iluminación no es adecuada.
• Si existe exposición a vibraciones.

4. EXIGENCIAS DE LA ACTIVIDAD:

La actividad puede entrañar riesgos en casos de:

• Esfuerzos físicos son demasiado frecuentes/prolongados.
• Insuficiente el periodo de reposo/ recuperación.
• Distancias de elevación descenso o transporte son demasiado grandes.
• Ritmo impuesto por el proceso no se puede modular.

5. FACTORES INDIVIDUALES

• Falta de aptitud física.
• Ropa, calzado, efectos personales inadecuados.
• Insuficiencia / inadaptación de los conocimientos / formación.
• Existencia de patología lumbar.

DISMINUCIÓN DE LA FATIGA. MEJORA DEL RENDIMIENTO

La Ergonomía tiene numerosos campos de aplicación en los que ha desarrollado metodologías propias, desde el punto de vista preventivo, trata de optimizar los procesos de producción. La ergonomía del trabajo tiene por objeto estudiar al trabajador en su relación con las tareas, herramientas y la producción. Este estudio ha de conducirse a evitar accidentes y patologías laborales, disminuir la fatiga física y mental y aumentar el nivel de satisfacción del trabajador. Además de este objetivo humano/social que conlleva la mejora de las condiciones de trabajo, la aplicación de la Ergonomía en el ámbito laboral produce a la larga unos beneficios económicos asociados a un incremento de la productividad y a la disminución de los costes provocados por los errores y sus consecuencias.

La aplicación de la Ergonomía al ámbito laboral se centra fundamentalmente en la optimización de los siguientes aspectos:

  • Herramientas y útiles de trabajo
  • Condiciones ambientales
  • Mandos e indicadores
  • Entorno del puesto de trabajo
  • Carga física y carga mental.

El diseño de los puestos de trabajo trata de configurar equipos y espacios para facilitar la ejecución de las tareas, incluye mesas, mostradores, ubicación de los útiles/herramientas de trabajo sobre las áreas de trabajo, el mobiliario, la postura de trabajo, almacenamiento,… En general, se trata de conseguir realizar el trabajo con las posturas adecuadas y sin la realización de esfuerzos innecesarios

El trabajo es una actividad en la que, ante las exigencias de una tarea, el individuo pone en marcha una serie de recursos, capacidades, habilidades, etc.; unas conductas, en definitiva, tanto físicas como psíquicas, con el objeto de dar satisfacción a los requerimientos de esa tarea.

Históricamente, el trabajo implicaba la realización de muchas tareas de carácter físico; esto requería del trabajador una mayor utilización de sus capacidades físicas que de sus capacidades psíquicas, pero actualmente esta relación se ha invertido. Tras la mecanización y la automatización, son las máquinas las que ejecutan el trabajo físico que antes realizaban las personas. No obstante, todavía existen numerosas actividades en las que el trabajo físico que se realiza es importante y en las que un inadecuado diseño de ese trabajo puede provocar en el trabajador situaciones de disconfort, insatisfacción e incluso puede posibilitar la aparición de diversas patologías.

Por esto, la Ergonomía estudia las características y el contenido del trabajo (qué intensidad es necesaria, qué tipo de esfuerzos requiere, qué grupos musculares están implicados en la ejecución de la tarea, qué posturas han de adoptarse, etc.); estudia también las condiciones ambientales (ruido, calor, vibraciones, etc.) y las condiciones de organización (ritmos de trabajo, pausas, etc.) en las que se realiza ese trabajo; además, estudia las características individuales que pueden tener algún tipo de incidencia en la ejecución del trabajo, tales como el sexo, la edad, la condición física, el grado de adiestramiento, el estilo de vida y de alimentación.

Así, a partir del estudio de las características de los individuos, la Ergonomía se ocupa de señalar las condiciones o las medidas que debe reunir el trabajo, tanto para su correcta ejecución como para evitar consecuencias molestas y/o perjudiciales sobre los individuos.

Al abordar la carga física, se identifican las consecuencias perjudiciales del trabajo físico que con más frecuencia se dan en los trabajadores, de la generación de esas patologías, de su evaluación y de las medidas preventivas que deberían tomarse para evitar que se den ese tipo de consecuencias.

También se trata la fatiga muscular, las lesiones en la extremidad superior y de las lumbalgias. En general, las causas que están implicadas en la aparición de estos tipos de consecuencias son bastante similares (realización de grandes esfuerzos continuados, estáticos y dinámicos, la adopción de posturas forzadas, la repetición de un determinado esfuerzo, escasos tiempos de descanso y recuperación), así como también las medidas preventivas necesarias para evitarlas.

Las exigencias físicas en el trabajo determinan la Carga Física objetiva del trabajo y la carga física que el trabajo representa para el individuo. Pueden ser entendidas como manipulación manual, esfuerzos físicos y microtraumatismos repetitivos. Su evaluación y conocimiento es comprensible desde aproximaciones biomecánicas (comportamiento del sistema musculoesquel etico), desde las cargas de esfuerzo o cantidad de trabajo (variables metabólicas y cardiovasculares y desde un enfoque psicofísico (a partir de las relaciones entre sensaciones y estímulos físicos)

Se puede definir la carga física de trabajo como el conjunto de requerimientos físicos a los que se ve sometida la persona a lo largo de su jornada laboral. Esos requerimientos físicos suponen la realización de una serie de esfuerzos; así, todo trabajo requiere por parte del operario un consumo de energía tanto mayor, cuanto mayor sea el esfuerzo solicitado.

Al consumo de energía producido como consecuencia del trabajo lo denominamos metabolismo de trabajo. Respecto al consumo de energía admisible para una actividad física profesional repetida durante varios años, se fija un metabolismo de trabajo de 2.000-2.500 Kcal/día. Cuando se supera este valor, el trabajo se considera pesado.

En relación con la carga de trabajo se encuentra el concepto de fatiga que es la consecuencia de una carga de trabajo excesiva. La generación de fatiga está relacionada con la superación de unos máximos de consumo de energía, pero también depende del tipo de trabajo muscular que deba realizarse.

La potencia muscular máxima puede ser desarrollada entre los 25 y 35 años

Se distinguen dos tipos de esfuerzos musculares totalmente diferentes, aunque en la práctica la frontera entre ellos no es fácil de determinar y que son:

  • Esfuerzo muscular estático.
  • Esfuerzo muscular dinámico.

El trabajo muscular lo calificamos de estático cuando la contracción de los músculos, puestos en acción, es continua y se mantiene durante un cierto periodo de tiempo. A este tipo de esfuerzo corresponderían las contracciones musculares isométricas.

El trabajo dinámico produce una sucesión periódica de tensiones y relajamientos de los músculos de muy corta duración. A este tipo de esfuerzo corresponderían las contracciones musculares isotónicas. Estas contracciones musculares requieren un aporte de energía y de oxígeno para realizarse y producen, a su vez, unos residuos obtenidos como consecuencia del trabajo, que se han de evacuar. Todo ello se realiza a través de la sangre

Uno de los objetivo primordiales de la ergonomía es la optimización del esfuerzo realizado previniendo la aparición de la fatiga. Podemos definir la fatiga como la disminución de la capacidad física del individuo, después de haber realizado un trabajo, durante un tiempo determinado. La fatiga constituye un fenómeno complejo que se caracteriza porque el operario baja el ritmo de actividad, nota cansancio, los movimientos se hacen más torpes e inseguros y va acompañada de una sensación de malestar e insatisfacción.

La fatiga puede responder a múltiples factores dependientes tanto del individuo (factores corporales, factores físicos, entrenamiento y adaptación) como de las condiciones de trabajo (naturaleza y condiciones ambientales) y circunstancias acompañantes.

Tradicionalmente, se ha considerado que el origen de la fatiga muscular se halla en el aporte de sangre al músculo (irrigación sanguínea). La contracción muscular requiere un aporte de energía y de oxígeno para realizarse y produce, a su vez, unos desechos (dióxido de carbono, ácido láctico) que se han de eliminar.

En el caso de un esfuerzo estático, conforme aumentamos la fuerza desarrollada, más difícil es el aporte sanguíneo al músculo, dado que éste comprime los vasos sanguíneos que se hallan en su interior, disminuyendo e incluso anulando el riego. La falta de oxígeno derivada de esta situación lleva a la utilización de la vía anaeróbica para la obtención de energía, utilizando las limitadas reservas de glicógeno hasta agotarlas, y a la producción aumentada del ácido láctico con la consiguiente acumulación local del mismo. Además, y esto es casi lo más importante, los residuos no pueden ser eliminados y se acumulan, desencadenando un dolor agudo, típico de la fatiga muscular, que nos fuerza a interrumpir el trabajo.

Cuando se trata de un trabajo dinámico, la sucesión de contracciones y relajamientos actúa a manera de una bomba sobre la circulación sanguínea; las contracciones facilitan la expulsión de la sangre, mientras que las relajaciones consecutivas permiten una nueva irrigación del músculo.

El músculo está, por tanto, bien irrigado al aumentar la circulación sanguínea y, al mismo tiempo, los residuos producidos son eliminados con mayor rapidez, impidiéndose su concentración.

En resumen, la máxima cantidad de trabajo que puede realizar un músculo está condicionada por el ritmo de trabajo, la tensión muscular y la circulación sanguínea. La aparición, por consiguiente, de la fatiga estará relacionada con el mantenimiento de la irrigación y, en definitiva, con el aporte de oxígeno a la célula muscular.

Unas exigencias físicas de trabajo que sobrepasen las capacidades del individuo (sobrecarga de trabajo) pueden llevar a éste a una situación de fatiga muscular entendida como una disminución progresiva de la capacidad de seguir realizando el trabajo al mismo nivel. Cuando esta situación se mantiene durante tiempo, la fatiga no solamente puede tener efecto sobre el/los músculo/s directamente implicados en la ejecución del trabajo, sino que puede entrañar una fatiga de músculos que no han realizado un trabajo e incluso del sistema nervioso.

Así, pasaríamos de una fatiga normal que implica un deterioro pasajero de la capacidad de trabajo de ciertas partes del cuerpo y que es fácilmente reversible a través del descanso, a una fatiga crónica o patológica con graves repercusiones de carácter general sobre el cuerpo humano, y difícilmente reversible.

Por otra parte, es muy importante considerar el papel de la ergonomía en el diseño de herramientas y útiles en el entorno laboral, ya que estos elementos tienen un impacto muy grande en la mayoría de las tareas industriales, al originar sobrecargas en las estructuras del miembro superior. Los estudios sobre herramientas tienen las siguientes finalidades:

  • Adaptarlas a la tarea, considerando los requisitos de agarre de fuerza o bien de precisión de operaciones.
  • Adaptarlas a los trabajadores, teniendo en cuenta la antropometría de la mano, la capacidad de fuerza y movilidad y otras características de las personas a la hora de elegir formas, dimensiones, materiales y modo de operación de la herramienta.
  • Disminuir la sobrecarga en articulaciones, ligamentos, músculos de los miembros superiores, evitando posturas forzadas y movimientos repetitivos, minimizando la fuerza necesaria para utilizar la herramienta y evitando la transmisión de vibraciones.

Otros elementos importantes en la interacción entre el hombre y la tarea, son los mandos e indicadores mediante:

  • Ubicación adecuada en las zonas de mejor visión(indicadores) y mejor alcance (mandos).
  • Facilidad de manejo mediante formas, dimensiones adaptadas al usuario, en este caso al trabajador.
  • Funcionamiento intuitivo de acuerdo con las reacciones espontáneas de los operadores a través de la llamada «evidencia del uso».
  • Ofreciendo mensajes claros de simple interpretación.

También relacionado con los indicadores y mandos es el diseño de las interfases informáticas y pantallas y teclados y la configuración de programas.

Todo lo anterior junto con un adecuado control de las condiciones ambientales constituirá sin duda el aporte de la Ergonomía a la reducción de la carga física de trabajo, la disminución de la fatiga y la mejora del rendimiento.